Proyecto Transmedia

“Arsénico por compasión” es un proyecto transmedia que incluye literatura, cine, fotografía, video e Internet (desarrollo digital, diseño web, redes sociales y marketing digital).

Conoce más del proyecto →

libro-iconoEdición impresa

La versión tradicional (soporte papel) de “Arsénico por compasión” está disponible en librerías del circuito ecuatoriano y por envío bajo pedido en todo el mundo.

Pide la novela aquí →

 tablet-iconoVersión e-book

La versión digital despliega de forma interactiva las referencias cinematográficas de texto, fotografía y video que propone la obra.  Disponible en Apple Store para iPads, iPhones, iPods y demás gadgets IOS.

Comprar aquí →

* Pronto en Amazon para tablets y smartphones Android.

autor-iconoSobre el autor

Luis Monteros Arregui (Quito, 1978) es comunicador social de profesión y escritor de oficio.  Ha guionizado y dirigido documentales, producido comerciales y trabajado en cine y televisión…

Lee más sobre el autor →

Sobre el libro

Tomás acaba de perder a su padre y está a punto de divorciarse de Julieta, con quien lleva medio año de separación. Su vida se resume en su carrera profesional: estudió cine en Europa pero ha debido conformarse con dirigir un programa de concursos y farándula criolla. En los últimos meses, se ha convertido en un autómata, refugiado en el desordenado departamentito de soltero en donde proyecta sus películas favoritas, en una suerte de paliativo de la incertidumbre y la frustración que vive.

El tiempo pasa y la posibilidad de arreglar su matrimonio es cada vez más lejana. Ambos intentan rehacer sus vidas, a veces por despecho y otras por resignación, como si contradijeran al narrador que esgrime la premisa de que “siempre puede ser más tarde, siempre puede ser peor”; pero la pareja se pierde en el laberinto del pasado y no encuentra el camino de regreso, quizá porque no existe. Al tiempo de esta dicotomía, Tomás se convierte en un espectador insider del mundillo de la televisión nacional y su farándula, en un retrato hiperrealista de sus rostros coloridos y posturas más impostadas, atravesado por la imposibilidad asumida de caber en ese mundo aunque esa sea la única forma de llevar su carrera a otro nivel.

Por consejo de un amigo, Tomás acude a regañadientes a un grupo de terapia para enfrentar pérdidas, en donde encuentra personajes tan pintorescos como esperpénticos, que pasan de la tragedia al melodrama en un relato que, sin dejar de ser verosímil, explora el humor con agudeza. Será a través de este espejo social que el autor aborde el tema de “los finales” como común denominador en la vida de las personas, sus reacciones y las historias que parecen no concluir por más que alguien las dé por terminadas, que la muerte se interponga o que el dolor, la distancia o el resentimiento medien en ellas.

No habrá terapia ni razón que logre interceder en una relación rota y entre dos personas que, a pesar de que aún se aman, han aprendido que el amor no es suficiente para estar juntos, parece decir el autor en esta historia que conmueve y divierte, que explora lo más íntimo del ser humano, en un ejercicio de equilibrio con ese humor negro que caracteriza a la literatura de Luis Monteros Arregui y que, en esta ocasión, propone una sátira social inteligente, corta en extensión pero extensa en significados e ideas, con un manejo literario impecable, condimentado con múltiples guiños cinematográficos para los lectores más acuciosos.

© Copyright A los Cuatro Vientos Comunidad de Gestión - Todos los derechos reservados - Enfold Theme by Kriesi